Banner artículo Bankademia

Transferir y domiciliar: dos operaciones importantes de tu cuenta bancaria.

3’ de lectura

 

Antes de hablar de transferencias y domiciliaciones bancarias, te comentamos rápidamente los 3 elementos que componen una cuenta bancaria.

 

Dibujo de un círculo con un esquema de una persona

 

El titular

 

Empecemos por ti. El titular es la persona física (o jurídica, por ejemplo las empresas) que tiene autorización para gestionar la cuenta. Es, también, quien puede autorizar a otra persona para realizar operaciones en la cuenta.

 

Dibujo de una tarjeta

 

El extracto

 

Es el nombre del documento físico o digital donde puedes ver todos los movimientos asociados a tu cuenta, como son los cobros y pagos, sus fechas, a qué corresponde cada uno y el saldo disponible antes y después de cada operación. Es recomendable revisarlo periódicamente y verificar que no se realizaron movimientos u operaciones extrañas. Además es muy útil para controlar nuestras finanzas y tener noción sobre cómo gastamos nuestro dinero.

 

Dibujo letras IBAN

 

El IBAN

 

Digamos que si tu cuenta bancaria fuera una casa, esta sería su dirección. Técnicamente, es un código de uso internacional y obligatorio para que puedas realizar fácilmente transferencias dentro de la Unión Europea.  Si no conoces tu IBAN, necesitarás calcular cuenta bancaria fácilmente a través de internet. El IBAN, consta de 24 caracteres: 2 letras que identifican el país, 2 dígitos de control y 20 asociados a tu número de cuenta., para por ejemplo, hacer transferencias.

 

¿Qué es y qué ventajas tiene domiciliar recibos?

 

La domiciliación de recibos permite delegar en el banco la atención del pago periódico de servicios como la luz, el teléfono, el colegio de los niños, el gimnasio o Internet. La entidad paga a los prestadores de dichos servicios y descuenta la cantidad correspondiente del saldo de tu cuenta. De esta manera, el cliente no tiene que estar pendiente de las fechas en que se presentan los recibos ni debe ir a pagar a ningún sitio: el banco se encarga de hacerlo por él. Generalmente, se debe compartir el IBAN a las empresas que brindan estos servicios, así como la autorización correspondiente para su utilización.

 

 

Pero también se pueden domiciliar los ingresos, ¿no?

 

Sí, efectivamente. La domiciliación no solo se hace para los pagos periódicos. También se puede hacer con los ingresos. Es normal, por ejemplo, domiciliar la nómina o la pensión, de tal forma que la empresa o la entidad que paga envía directamente el dinero a la cuenta del beneficiario.

 

¿Cuánto tarda en llegar el dinero de una transferencia?

 

Gif de transferencias de operaciones

 

El tiempo que tarda en llegar una transferencia depende de la entidad bancaria de salida y del lugar de destino. El Banco Central Europeo (BCE) ha implantado en 2018 un servicio de pagos inmediatos que permite a los bancos adheridos realizar envíos de una cuenta a otra dentro de la zona del euro en cuestión de segundos.

 

En resumen, hoy en día:

  • Las transferencias nacionales tardan un día laborable.
  • Las transferencias a países no europeos se pueden demorar hasta ocho días.

Artículos relacionados

  • Frase:¿Cómo abrir una cuenta bancaria?

    Conoce como tramitar una cuenta siendo una persona física y una persona jurídica.
    2’ de lectura.

  • Frase: Ventajas de la tarjeta de crédito

    Conoce todas las ventajas de contar con este medio de pago.
    4’ de lectura.

  • Frase: ¿Qué hago si pierdo la tarjeta?

    Esperemos que nunca te suceda. Por si acaso, aquí tienes todas las recomendaciones.
    3’ de lectura.

Si no te quieres perder los nuevos cursos, síguenos en las redes de Bankademia:

YouTube   Ivoox   Instagram   Facebook   Ivoox