Banner artículo Bankademia

¿Comprar una vivienda nueva o de segunda mano?

6’ de lectura

 

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes de la vida. Es algo que difícilmente haremos de un día para otro. Comprar una casa es más bien un camino con muchas preguntas, desde “¿cómo comprar una casa?”, “¿comprar un piso nuevo o de segunda mano?” a “¿cómo calcular una hipoteca?”. 

No te quedes con dudas, profundiza y aprende todo para poder elegir entre una vivienda nueva o de segunda mano.

Imagen vivienda comprar vivienda segunda mano

¿Buscas una vivienda de segunda mano?

 

Entonces tu palabra clave es “reformas”. Si te interesa una casa o un piso de segunda mano es aconsejable hacer una buena revisión de su estado, pero claro, son más baratas que las nuevas. Entonces, ¿en qué debes fijarte? Hay aspectos como la estructura o las instalaciones en los que merece la pena dejarse asesorar por profesionales. Hay otros aspectos que se pueden comprobar personalmente, por ejemplo: la luminosidad, la existencia de grietas externas o las humedades.

Frase: Es una buena idea hablar con el portero del edificio. Son una buena fuente de información.

Siempre es una buena idea hablar con conserjes o porteros en el caso que el edificio cuente con el servicio ya que son una buena fuente de información de la finca, la vivienda y las relaciones de vecindad. Otros aspectos que puedes mirar son el entorno a distintas horas del día y en diferentes días de la semana, las características del tráfico y las posibilidades de aparcamiento tanto como las alternativas de transporte público de la zona. Y lógicamente, si la vivienda tiene garaje o trastero, hay que visitarlos. Es muy raro que la superficie de la vivienda que figura en catastro no coincida con la escritura, en ese caso una tasación puede sacarnos de la duda. Ten esto cuenta porque una vez comprada la casa, las reclamaciones sobre este tema están limitadas.

 

¿Sabes qué tienes que exigir al vendedor? Apunta:

 

  • La escritura que acredite ser dueño de la propiedad.
  • Estar al corriente de pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).
  • Estar al corriente de pago del agua, la luz, los gastos fijos y también de los gastos extraordinarios o derramas (rehabilitaciones, por ejemplo) de la comunidad.
  • Confirmar si la vivienda soporta algún tipo de cargas (hipoteca). Esto se puede preguntar directamente al Registro de la Propiedad, mediante la solicitud de una Nota Simple (aquí tienes el link para solicitarla).

 

¿Qué debo hacer si la vivienda tiene alguna carga?

 

Depende de la carga. Las cargas de las que hablamos en este artículo tienen que ver con obligaciones que existan sobre la casa, como una hipoteca. Si se trata de una hipoteca, por ejemplo, cabe la posibilidad de que el comprador se la subrogue, es decir, que la asuma) si las condiciones le interesan y el banco está de acuerdo. De todas formas, lo más habitual es que el vendedor se comprometa a levantar todas las cargas antes de que se cierre la operación o que el importe de las deudas pendientes se descuente del precio final. Otra circunstancia puede ser que el piso se encuentre alquilado. Como comprador debes ser plenamente consciente si hay un contrato en vigor, duración, importe del alquiler, edad y perspectivas del arrendatario (no es fácil deshacer la vinculación, sobre todo si se trata de alquileres de renta antigua).

 

¿Cuáles son los gastos al comprar una casa de segunda mano?

Imagen vivienda comprar vivienda tipo interés vivienda

 

El vendedor debe pagar el Impuesto de Plusvalía. El resto de los gastos recaen sobre el comprador y representan generalmente entre el 10 % y el 15 % del precio de adquisición:

  • Notaría.
  • Registro.
  • Impuesto de sobre Transmisiones Patrimoniales, que oscila entre el 4 % y el 10 %, según la Comunidad Autónoma.
  • Si se hipoteca, hay que añadir los gastos tasación.

Imagen vivienda comprar vivienda nueva

¿Buscas una vivienda nueva?

 

En el mercado de las viviendas a estrenar existe el concepto de comprar sobre plano, esto quiere decir que la casa aún no se ha construido. Son más caras que las de segunda mano pero suelen admitir ciertas modificaciones y la compra está gravada en todo el territorio nacional con el 10 % de IVA, salvo las viviendas de Protección Oficial.

 

¿Cómo puedo comprar una vivienda nueva?

 

Hay dos caminos: a través de una promotora o a través de una cooperativa. La ventaja de la cooperativa es que la vivienda sale a precio de coste, aunque lo normal es que haya que pagar a alguna empresa que se encargue de la gestión. En ambos casos, la compra suele ser sobre plano, porque la vivienda no se ha empezado o está en fase de construcción.

 

¿Qué precauciones debo tener?

 

Sea promotora o cooperativa, debes saber con quién estás tratando, por eso deberías mirar:

  • Los datos básicos como razón social, domicilio, inscripción en los registros correspondientes.
  • Si ha construido antes y con qué resultados.
  • Asegurarse de que le pertenece el suelo sobre el que va a edificarse en el Registro de la Propiedad.
  • Verificar si cuenta con licencias y permisos en el Ayuntamiento.

 

¿Puedo saber cómo será mi vivienda?

 

Sí, desde el comienzo. La promotora o la cooperativa deben informar por adelantado de la superficie útil, la distribución, las zonas comunes y servicios accesorios, el trazado de las redes eléctricas, de agua, gas y calefacción, las medidas de seguridad contra incendios, así como de los materiales y aislamientos que se emplearán en la construcción. Para ello, entregarán al comprador los planos y una memoria de calidades, lo más detallados posible.

 

¿Y los pagos?

 

El contrato privado de compraventa tiene que reflejar el precio final incluyendo impuestos y el importe de cada uno de los plazos. Lo más frecuentes es que se pague una cantidad en el momento de la reserva, otra en la firma del contrato y varias más durante el proceso de construcción. A la entrega de llaves se abona el resto, ya sea con hipoteca o sin ella. Ten en cuenta que en las cooperativas, al hacer la reserva hay que convertirse en socio lo que implica un desembolso de una parte del capital.

 

¿Y si después de comprar encuentro defectos?

 

Lo primero que debes hacer es comunicar (aquí tienes un modelo) esos problemas sabiendo que tienes un límite de tiempo para avisar dependiendo de la tipología del defecto que has encontrado. El tiempo se calcula desde que se entrega la vivienda.Gif sobre defectos de la casa

Artículos relacionados

  • unidad como se elige una hipoteca

    Intereses, Euríbor, comisiones... descubre los factores claves para elegir una hipoteca.
    4’ de lectura.

  • unidad tramites para comprar una casa

    ¿Cuáles son los trámites para comprar una casa?
    5' de lectura.

  • Descubre los requisitos y los beneficios de las hipotecas para menores de 35 años.
    2’ de lectura.

Si no te quieres perder los nuevos cursos, síguenos en las redes de Bankademia:

YouTube   Ivoox   Instagram   Facebook   Ivoox