Deuda Pública

La deuda española no se verá muy afectada por la situación política interna

Los datos no han acompañado y las tires de los bonos a 10 años de EEUU y Alemania siguen sin rebotar desde niveles de soporte muy relevantes (2,6 % y 0,1 %, respectivamente). Es más, en el caso de Alemania incluso llegó a perforarlo puntualmente, aunque posteriormente volvió a recuperarlo. Continuamos viendo una inercia bajista en las tires, especialmente relevante en los bonos alemanes y en los plazos más largos, favorecida por un excesivo pesimismo sobre el crecimiento, combinado con una limitada oferta de títulos que persistirá: la previsión de emisión neta para los próximos años se mantiene en cero.

En cuanto al bono español, se ha mostrado sólido, a pesar de la convocatoria de elecciones anticipadas, que podría generar cierta incertidumbre a corto plazo, y de la esperada emisión de un bono sindicado este mes. Su tir a 10 años se ha mantenido dentro del rango estrecho en el que viene oscilando en las tres últimas semanas (1,18 %-1,28 %), aunque tampoco se ha visto favorecido por las caídas registradas por el resto de periféricos. La sensación es que el mercado parece descontar que, sea cual sea el gobierno que acabe formándose, los presupuestos que se elaboren se ajustarán a las directrices marcadas por la Comisión, por lo no esperamos tensiones de relevancia. Además, la capacidad de influencia de Italia, que es el mayor riesgo que contemplamos ahora mismo, es menor que en el pasado.

Fuente: Bankia Estudios