Deuda Pública

Las tires no deberían caer mucho más

La moderación de las previsiones de política monetaria, la caída adicional del precio petróleo que sigue moderando las previsiones de inflación y las dudas que persisten sobre el escenario, especialmente de cara a la reunión del G20 de este fin de semana, han seguido apoyando a la deuda pública, principalmente a los plazos largos. A pesar de la mejora registrada por las bolsas, la tir a 10 años de EEUU se han mantenido próxima al 3 %, zona de soporte de gran relevancia tras haber frenado dos intentos bajistas. Igualmente, el bono alemán al mismo plazo se encuentra cotizando en el 0,32 %, muy cerca de un importante soporte. La ruptura de ambos niveles tendría implicaciones bastante bajistas, pero sólo se justificaría en caso de un deterioro significativo del entorno. Por tanto, nuestro escenario central sigue siendo que reboten desde esta zona, aunque de forma limitada.

Por otro lado, el Tesoro español ha recortado la estimación de emisión bruta para 2018 en casi 6.500 millones de euros y la emisión neta en 5.000 millones. Por tanto, ya tiene cubierto el 95 % de sus necesidades de endeudamiento, lo que supone que, si mantuviese el ritmo de emisión de los últimos meses, podría concluir el ejercicio con un "colchón" superior a los 8.000 millones de euros. Ello le permitirá afrontar con mayor tranquilidad los elevados vencimientos previstos para enero de 2019 (unos 24.000 millones de euros).

Fuente: Bankia Estudios