EEUU

La inflación ha tocado techo

La inflación descendió dos décimas en agosto, hasta 2,7 %, dejando atrás el máximo del año en los meses de junio y julio. Especialmente sorprendente fue el descenso en la subyacente (2,2 % vs 2,4 %, sin energía ni alimentos), después de haber venido aumentando al ritmo de una décima al mes desde mayo. En el corto plazo, la inflación general seguirá moderándose (2,3 %-2,5 %, estimado para diciembre), por la menor la aportación de la energía, pero los riesgos son al alza por el aumento de los aranceles y la fortaleza del precio del petróleo. Por otra parte, la economía mantiene un crecimiento superior al potencial en el 3T18 y el mercado laboral sigue dando muestras de estar muy ajustado: en agosto, se creó más empleo (201.000 vs 147.000) y repuntaron los salarios (2,9 % interanual, máximo desde 2009).

Por último, el deterioro fiscal está siendo mayor de lo esperado: a falta de un mes para cerrar el año fiscal, el déficit ha repuntado más de un 30 % interanual entre octubre de 2017 y agosto, hasta 898.000 millones, en torno al 4,5 % del PIB y máximo desde 2013.

Fuente:  Bankia Estudios