España

Se suavizan los objetivos de déficit                                                      

El Gobierno ha rebajado la senda de corrección del déficit público, de modo que prevé un 2,7 % del PIB en 2018 y un 1,8 % en 2019, frente a los objetivos anteriores, incluidos en el Programa de Estabilidad (2,2 % y 1,3 %, respectivamente), que, como ya alertaban la CE y la AIReF, eran de difícil cumplimiento. En todo caso, la reducción en 2019 (unos 10.000 millones de euros) exigirá medidas adicionales, probablemente por el lado de los ingresos. Por otro lado, el encarecimiento del petróleo se sigue trasladando a la inflación, que repuntó dos décimas en junio hasta el 2,3 %, la tasa más alta desde abr-17.

Además de la energía, también influyó el alza de los alimentos frescos, en contraste con el comportamiento desinflacionista del resto de componentes, de modo que la subyacente se redujo una décima hasta el 1 %. Por su parte, el diferencial con la UEM se sitúa en 0,3 puntos, el más alto en ocho meses. Por último, la CE recorta su previsión de PIB para 2018 (una décima hasta el 2,8 %), ya que la solidez del consumo y la inversión en construcción se verá contrarrestada por el impacto del petróleo y el debilitamiento de la demanda externa.

Fuente: Bankia Estudios