España

Se prolonga la expansión, pero preocupan algunos desequilibrios

Aunque el FMI recorta su previsión de PIB para 2019, una décima hasta el 2,1 % (mantiene el de 2020 en el 1,9 %), España sigue creciendo por encima de los países de nuestro entorno. No obstante, la creación de empleo se ralentiza y alerta del riesgo de que la tasa de paro se estanque en el entorno del 14 % de la población activa, por lo que hay que insistir en las reformas del mercado laboral. El FMI también señala la necesidad de continuar reduciendo el déficit público, ya que el esfuerzo de consolidación fiscal está siendo insuficiente, con un elevado déficit estructural y la deuda pública por encima del 90 % del PIB.

Por su parte, con el fin de asegurar la viabilidad del sistema de pensiones, son necesarias medidas para compensar el incremento de gasto que supone ligar su revalorización a la inflación. Ésta repuntó dos décimas en marzo hasta el 1,3 %, la más alta en cuatro meses, impulsada por el componente energético. Dado que la subyacente sigue en mínimos desde el verano de 2016 (0,7 %), los riesgos inflacionistas son reducidos.

Fuente: Bankia Estudios