España

El PIB mantiene un tono dinámico y el saldo exterior sigue mejorando

Aunque la economía española moderó ligeramente su dinamismo en el 3T16 (+0,7% trimestral vs +0,8% anterior), sigue siendo muy superior al registrado en la UEM (+0,3%). El crecimiento del PIB se apoyó, fundamentalmente, en el tirón del consumo, sobre todo el de las AA.PP., en contraste con el debilitamiento de la inversión y las exportaciones. Por sectores, se frena la industria y tiran los servicios, más intensivos en mano de obra, de modo que el ritmo de creación de empleo se intensifica, lo que, a cambio, lastra los avances de la productividad y la corrección de los costes laborales.

Por otro lado, a pesar de que las exportaciones de bienes se estancaron en septiembre, el retroceso de las importaciones (-1,4% interanual) permitió reducir el déficit comercial, que fue el menor en dicho mes desde 1997. En términos acumulados de 12 meses, el déficit es el más bajo en dos años y medio (1,7% del PIB), gracias a la corrección del déficit energético (en mínimos desde 2004), mientras la balanza no energética registra un creciente saldo negativo desde mayo.