Interbancario

Reunión no operativa del BCE, pero con claros mensajes dovish

La reunión del BCE ha proporcionado tres detalles interesantes. El primero, es que ha confirmado su mensaje dovish, al destacar el riesgo a la baja en sus previsiones de crecimiento. El segundo, es que no tiene prisa en fijar las condiciones de las nuevas operaciones de financiación a largo plazo y muestra dudas sobre si es imprescindible mitigar los efectos negativos sobre los bancos de los tipos de interés negativos actuales. La complejidad de adoptar dichas medidas, sin que tengan efectos indeseados, estaría detrás de esta cautela.

Finalmente, su satisfacción por el modo en el que el mercado ha cotizado su forward guidance parece reflejar que se siente cómodo con los actuales niveles de tipos. Todo ello ha provocado que se hayan retrasado, aún más, las perspectivas de endurecimiento monetario y no se cotiza una subida de 15 pb hasta otoño de 2021.

Fuente: Bankia Estudios