Interbancario

El BCE ratifica su estrategia para el próximo año

No se han producido novedades en la reunión del BCE; lo único destacable ha sido la revisión a la baja de sólo una décima en sus previsiones de crecimiento (2 % en 2018 y 1,8 % en 2019) y que mantiene las de inflación en el 1,7 % hasta 2020, cuando en el mercado se esperaban recortes más pronunciados. Además, ha confirmado su intención de cerrar el programa de compra de activos a partir de diciembre y de no variar sus tipos de interés, al menos, hasta el verano de 2019. Este último asunto debería empezar a tener un efecto más evidente sobre la evolución del Euribor a 12 meses, pues, a falta de un año para que se produzcan las subidas, este plazo debería ir incorporando el posible cambio en el ciclo monetario. Esperamos una tendencia al alza, suave al principio y acelerándose en 2019, que le podría llevar a alcanzar niveles positivos a mediados de ese año.

Fuente: Bankia Estudios