Otros Mercados

Turquía se acerca más a la autocracia

La incertidumbre política en Turquía ha aumentado sensiblemente esta semana, después de que la Comisión Electoral anulase el resultado de las elecciones en Estambul, que había perdido el partido de Erdogan y, por tanto, tendrán que repetirse. Este clima de crispación ha pasado factura a la lira, obligando al banco central a tomar medidas: se suspenden las operaciones de repo a una semana (dotan de liquidez a los bancos) y se reduce el límite superior del coeficiente de reservas, hasta el 30 % desde el 40 %. Tras este anuncio, la lira llegó a apreciarse un 3,0 % con el dólar, pero el balance de la semana sigue siendo muy negativo (se deprecia un 3,7 %).

En China, el superávit comercial se moderó en abril, tras la caída de las exportaciones (-2,7 % interanual) y el aumento de las importaciones (4,0 %), haciendo evidente los efectos de las tensiones comerciales y la debilidad de la demanda global. Además, el recrudecimiento de la guerra comercial ha debilitado al yuan, por lo que es posible que se anuncien nuevas medidas de estímulo; por ejemplo, esta semana, el banco central ha comunicado su intención de rebajar el coeficiente de caja a la banca rural.

Fuente: Bankia Estudios