Otros Mercados

Turquía, cada vez más lejos de la UE

La situación de Turquía sigue sin mejorar. La presión sobre la divisa persiste, tanto por factores internos como por la victoria de Trump, cotizando en nuevos mínimos con el dólar y acumulando en el mes una depreciación de casi un 10%. Para frenar este movimiento, el banco central ha subido los tipos de interés por primera vez en tres años: +50 pb el tipo repo, hasta el 8,0%, y +25 pb el tipo a un día, hasta el 8,5%. Además, el Parlamento Europeo ha paralizado temporalmente las negociaciones para su adhesión a la UE, por la deriva autocrática del régimen de Erdogan desde el fallido golpe de estado de julio.

En México, los indicadores señalan que la situación económica estaba mejorando antes del shock Trump: el crecimiento del PIB se aceleró en el 3T16 (1,0% vs 0,1%), gracias al repunte en el sector servicios por el buen momento del consumo. No obstante, el escenario para los próximos meses es muy incierto y dependerá del tono que adopte la administración Trump. A priori, se da por hecho una moderación del consumo (debilidad del peso e inflación al alza) y un retraso en las decisiones de inversión, sobre todo, inversión directa extranjera.