UEM

La presión social fuerza a Macron a aumentar el gasto público. Empeoran las expectativas de crecimiento

Las violentas protestas protagonizadas por los “chalecos amarillos” en Francia han forzado al presidente Macron a aceptar alguna de sus exigencias, lo que tendrá un coste para el erario público de entre 8.000 y 10.000 millones de euros. Si no se toman otras medidas fiscales para compensarlas, el déficit público podría superar en 2019 el 3,2 % del PIB, frente al objetivo del gobierno del 2,8 %. Esta desviación se produce por motivos excepcionales, por lo que la Comisión no reaccionaría con Francia como ha hecho con Italia que, finalmente, ha rebajado su meta de déficit fiscal para 2019 hasta un 2,04 % (2,4 % inicial).

Por otra parte, la falta de apoyos dentro del Parlamento británico al plan del Brexit pactado con Bruselas, provocó que la votación se pospusiera y no hay prevista una nueva fecha. La primera ministra, May, ha intentado “arañar” algunas concesiones a la UE que, sin embargo, no hará ningún movimiento hasta que los propios británicos no resuelvan sus diferencias.

El nuevo deterioro del IDC Markit en diciembre introduce aún más riesgos a la baja para el crecimiento de la UEM el 4T18 y 1T19. El efecto de las protestas sociales en Francia lleva al índice a mínimos desde noviembre de 2014 (49,3 vs 54,2), arrastrando a la confianza de la UEM (51,3 vs 52,7). Por su parte, se observan signos de estabilidad en la confianza de los agentes en Alemania: el IDC prácticamente se mantiene (52,2 vs 52,3) y la confianza del inversor ha frenado su deterioro (-17,5 vs -24,1, según el ZEW)

Fuente: Bankia Estudios