UEM

El Consejo Fiscal aboga por relajar las reglas fiscales

El Consejo Fiscal Europeo (CFE), organismo independiente que asesora a la Comisión, publicó un informe en que cuestiona la eficacia del sistema de objetivos actual, que obliga a aplicar políticas fiscales contractivas, aun cuando la crisis no se haya superado. Entre otras medidas, el CFE propone la introducción de una “Regla de oro limitada”, que consistiría en no incluir en los objetivos de déficit y deuda los gastos pro-crecimiento (aumento de la inversión). También se muestra partidario de fijar objetivos de deuda “personalizados” por países y defiende la necesidad de crear una especie de “presupuesto anticrisis” europeo, del que sólo se podrían beneficiar aquellos países que hubieran cumplido con los compromisos fiscales.

Estas propuestas llegan en un momento en que la UEM crece a ritmos muy modestos, Alemania se encuentra al borde la recesión y se reclama un estímulo fiscal. De hecho, los datos de julio muestran la dificultad de la economía alemana para superar la caída del 2T19: la producción industrial y los pedidos, decepcionaron con sendas caídas (-0,6 % y -2,7 %, respectivamente); las exportaciones crecen muy poco (0,7 %); y el retroceso de las importaciones (-1,5 %), sumado a la caída de las ventas minoristas (-2,2 %), alertan de la pérdida de vigor de la demanda interna. En consecuencia, la debilidad que prevemos para el crecimiento del 3T19 (cercano a cero), nos lleva a recortar la previsión para 2019 en 0,1 p.p., hasta el 0,6 %.

Fuente: Bankia Estudios