Contados y Seguros de Cambio

  • Con esta operación el cliente adquiere la obligación de comprar o vender una divisa a la Entidad

    A un precio y a una fecha determinada establecido en el momento de la contratación

  • El seguro de cambio es un producto MIFID clasificado como complejo. Es imprescindible para su contratación la cumplimentación de toda la documentación relacionada. Está sujeto a la normativa EMIR.

    Ventajas de Contados y Seguros de Cambio

    Con una operación de contado o con un seguro de cambio el cliente adquiere la obligación de comprar o vender una divisa a la Entidad a un precio y a una fecha determinada establecido en el momento de la contratación.

    Una operación de contado se realiza para aplicarlo a operaciones que se liquidan con fecha valor dos días hábiles de mercado. Excepcionalmente, y solo en algunas divisas, se podrán contratar operaciones valor 0 y un día hábil de mercado.

    Puedes contratarlo directamente en la Oficina Internet Empresas (OIE).

    Un seguro de cambio, por el contrario, se realiza para aplicarlo a operaciones cuya fecha de vencimiento es superior a dos días hábiles de mercado, siendo un producto muy flexible al permitir anticipos (utilización antes del vencimiento contratado) y prórrogas (extensión del vencimiento contratado). En ambos casos se recalcula el precio original teniendo en cuenta el plazo de la operación correspondiente.

    Para la contratación de un seguro de cambio es necesario que tengas habilitada una línea de riesgo (Línea Comex o Línea de Derivados), que puedes contratar a través de la OIE.

    Siete días antes del vencimiento del seguro de cambio recibirás un Aviso Comex para recordarte el vencimiento y así tener la posibilidad de aplicarlo o asociarlo a cualquier operación de cobro o pago internacional.

    El día del vencimiento de la operación la cotización de la divisa puede ser más favorable que la contratada.

    En caso de incumplimiento del seguro de cambio (no aplicación a una operación de cobro/pago) se efectuará una liquidación por diferencias, cargando o abonando en su cuenta la diferencia entre el precio contratado y el precio de la divisa en el día del incumplimiento, además de una comisión de incumplimiento.

    El seguro de cambio es un producto MIFID clasificado como complejo, siendo imprescindible para su contratación la cumplimentación de toda la documentación relacionada (Clasificación, Información Precontractual Genérica, Información Precontractual Específica y Test de Conveniencia si el cliente está clasificado como minorista).

    Al tratarse de un producto MIFID clasificado como complejo su contratación puede no ser adecuada para todos los clientes. Así mismo el seguro de cambio está sujeto a la normativa EMIR.

    Si quieres profundizar en este producto, consulta esta Presentación de Contratación de divisas en la oficina internet empresas (PDF, 1,33 MB)