Derivados de Tipo de Cambio

  • Productos de cobertura alternativos al Seguro de Cambio

    Diseñados a medida de las necesidades de nuestros clientes

  • Los derivados de tipo de cambio son productos MIFID. Es imprescindible para su contratación la cumplimentación de toda la documentación relacionada. Están sujetos a la normativa EMIR.

    Ventajas de los Derivados de Tipo de Cambio

    Los derivados de tipo de cambio son productos de cobertura alternativos al Seguro de Cambio, diseñados a medida de las necesidades de nuestros clientes.

    Para la contratación de cualquier derivado de tipo de cambio es necesario que tengas habilitada una línea de derivados y firmado un CMOF (Contrato Marco Operaciones Financieras).

    Los productos más habituales son:

    • Seguro de Cambio Americano: el cliente adquiere la obligación de comprar o vender una divisa a un precio y en una fecha determinada en el momento de formalizarse el contrato, con independencia de la evolución que experimente la divisa hasta la fecha de vencimiento de la operación con la peculiaridad de que las disposiciones anticipadas se harán siempre al mismo precio.
    • Forward Plus: el cliente adquiere el derecho a comprar o vender una divisa en un fecha futura determinada a un tipo de cambio establecido de antemano, derecho que solo se convierte en obligación si el si el par de divisas alcanza un nivel de barrera activante, establecido en el momento de la contratación.
    • Túnel: el cliente limita su exposición al tipo de cambio a una banda preestablecida en el momento de la contratación.
    • Seguro de Cambio con Barrera Desactivante: el cliente adquiere el derecho y la obligación de comprar o vender una divisa a un precio determinado y en una fecha futura, con la condición de que la operación desaparece si en cualquier momento desde la fecha de contratación y hasta el vencimiento el tipo spot de mercado alcanza un nivel de barrera desactivante establecido en el momento de la contratación.
    • Acumulador: el cliente adquiere tanto el derecho como la obligación de comprar o vender una divisa a una fecha futura determinada y a un tipo de cambio establecido de antemano, pero el importe a comprar o vender está condicionado a la evolución del tipo de cambio a lo largo de la vida de la operación. Para ello se establece un grado de apalancamiento y un calendario de observaciones periódicas.

    Los derivados de tipo de cambio son productos MIFID clasificados como complejos, siendo imprescindible para su contratación la cumplimentación de toda la documentación relacionada (Clasificación, Información Precontractual Genérica, Información Precontractual Específica y Test de Conveniencia si el cliente está clasificado como minorista).

    Al tratarse de un producto MIFID clasificado como complejo su contratación puede no ser adecuada para todos los clientes.  Así mismo están sujetos a la normativa EMIR.

    En caso de estar interesado contacta con tu gestor en Bankia y explícale tus necesidades para que nuestros especialistas diseñen la mejor opción para ti.

    Si quieres profundizar en estos productos, consulta estas presentaciones: